Turrón blando

156

Como ya os dijimos anteriormente, el turrón es uno de los dulces más típicos y tradicionales de la gastronomía española, siendo Jijona el referente de calidad. 

Es rara la casa donde no podamos encontrar turrones en estas fiestas. Ya sea turrón de chocolate, blando o duro, este postre es un clásico que parece indiscutible ponerlo encima de la mesa al acabar una comida familiar.

Hoy os traemos para aquellos que esta noche de Nochebuena no tengáis suficiente turrón a mano porque esperáis más visita en la mesa, una receta del típico turrón blando; lo único que necesitaréis aparte de los ingredientes es un molde de turrón.

Ingredientes

  • 250 gr almendra molida
  • 170 gr azúcar glasé
  • 100 gr miel
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 ralladura fina de limón
  • 1 clara de huevo

Paso a paso

  1. Ponemos a calentar una sartén grande y vertemos en ella la almendra molida. Tostamos a fuego medio sin dejar de remover para que no se queme. Solo queremos que se dore sin que se pase. Ya obtenido el color, retiramos del fuego y dejamos atemperar.
  2. Calentamos  en un cazo la miel y el azúcar hasta que se disuelva. Seguidamente apagamos el fuego y dejamos templar ligeramente.
  3. Separamos la yema de la clara del huevo y batimos la clara.
  4. Pasamos la mezcla de miel y azúcar a un recipiente hondo y grande, agregamos la clara. Batimos con fuerza durante unos 10 minutos aproximadamente para que no queden grumos.
  5. Añadimos la canela molida, la ralladura de limón y la almendra. Mezclamos bien hasta que todo quede bien integrado.
  6. La pasta resultante podemos amasarla con las manos. Engrasamos un molde de turrón con un poco de aceite vegetal y metemos la masa intentando que no queden huecos sin rellenar.
  7. Dejamos reposar la tableta de turrón en la nevera durante unas 3 o 4 horas para que coja consistencia. Para desmoldarla podemos darle algo de calor en la base y en los laterales para que sea más fácil. 

Y ya tenemos nuestro típico turrón. Tened cuidado, ¡no cortéis trozos muy grandes que os empacharéis!